Acerca de la Nefrectomía Robótica Parcial

Si usted fue diagnosticado con cáncer de riñón hace algunos años, normalmente habría tenido extracción total del riñón, o lo que llamamos nefrectomía radical. La razón de ese procedimiento era mayormente porque la mayoría de los tumores de riñón eran descubiertos tarde en el proceso, cuando el tumor ya era grande y estaba en estado avanzado.
Hoy en día podemos descubrir la mayoría de los tumores de riñón cuando son todavía pequeños y están en las primeras etapas de desarrollo. En estos casos podemos extirpar solamente el tumor, con un margen pequeño de tejido normal del riñón y preservar el resto del órgano. Es lo que llamamos nefrectomía parcial.

La nefrectomía parcial es superior en cuanto a que mantiene una funcionalidad más normal del riñón cuando se la compara con aquellos a los que se les ha extirpado el riñón completo.
La nefrectomía robótica parcial usando el sistema robótico da Vinci es una alternativa beneficiosa para pacientes quirúrgicos con cáncer de riñón. Este procedimiento quirúrgico provee resultados similares a los de la tradicional cirugía laparoscópica y trauma de tejido abierto, y reduce el riesgo de infección, las cicatrices son menos visibles y la recuperación de la cirugía es potencialmente más rápida.
La nefrectomía robótica parcial tiene todas las ventajas de un procedimiento de invasión mínima con más exactitud en la remoción del tumor y con un periodo de tiempo menor durante el cual el riñón no recibe sangre.

 

Recursos

Sitio web de la cirugía robótica da Vinci